¿Qué es el tratamiento Ondas de choque?

El tratamiento ondas de choque en Málaga es un tratamiento totalmente revolucionario y novedoso. Las ondas de choque son ondas acústicas de alta energía que pueden generarse de distintas formas tecnológicas diferenciadas por su generador focal o generador radial.

Mecanismo de acción

El tratamiento de ondas de choque está basado en la transmisión de una onda acústica que lleva energía a las zonas con dolor y a los tejidos musculoesqueléticos con condiciones subagudas, subcrónicas y crónicas.

El tratamiento promueve la regeneración y reparación de los tendones, músculos y tejidos blandos. La energía del movimiento que genera el aire comprimido se transfiere a través del extremo del aplicador y consiguiendo adentrarse en el tejido para disolver calcificaciones, curar la inflamación crónica y aliviar el dolor crónico.


Indicaciones del tratamiento Ondas de Choque en Málaga

Se aplica con gel sobre la piel en la zona lesionada buscando provocar sus síntomas.

Dado el carácter inflamatorio se deberá tener especial cuidado en lesiones cercanas al hueso o nervio evitando al menos las primeras sesiones una intensidad elevada.

En general hay que considerar que las ondas de choque focales son menos agresivas, aunque más potentes y precisas por lo que son las favoritas en caso de problemas óseos, calcificaciones, bursas afectadas, neuralgias y dolor agudo en general.

Continuar
Sin embargo las ondas radiales funcionan mejor para trabajar espasmo generalizado (no cuando hay dolor agudo irritable), zonas musculares muy rígidas con abundates pgm, pgm, problemas del tejido subcutáneo, etc.
Se debe localizar adecuadamente la zona lesional y aplicar allí la técnica con una intensidad adecuada al nivel de dolor y tolerancia de cada paciente.  Mientras que la intensidad se ajusta con bares en radiales desde 1.4 a 4 en las focales va por unidades de 1 a 20 siendo de intensidad considerable a partir de 4. 
En fisuras o fallos de consolidación se suele usar intensidades altas y sobre la zona a tratar insistentemente.
Se utiliza con buenos resultados en:
  • Hernia de disco: fibrosis postquirúrgica tras cirugía de columna., también en problemas discales no intervenidos liberando desde la raíz.
  • Tendinitis: tanto en las epicondilitis, como tendinitis aquileas, rotulianas, trocanteritis y manguito de los rotadores así como en fascitis plantar y dolores de tipo cicatrizal en otras inserciones tendinosas y ligamentarias como el caso de ligamento lateral interno de rodilla.
  • Calcificaciones: tendinitis calcificante de hombro, calcificaciones en el seno de entesopatías en codo, rotulianas, aquileas y espolón calcáneo.
  • Osteonecrosis o necrosis avasculares: se ha utilizado con éxito (incluso algunos estudios afirman que mayor que el de la cirugía) en necrosis avascular de cabeza femoral.
  • Pseudoartrosis y retardos de consolidación: técnica inocua para el hueso evitando en numerosas ocasiones la repetición de cirugías con aporte de injertos de hueso.
  • Esguinces: Lesiones cápsuloligamentosas: sobretodo en esguinces mal curados de gran antigüedad.
  • Fibrosis Cicatricial Postlesional: En lesiones musculares (rotura fibrilar mal curada).

Beneficios
  • Efecto analgésico: inmediato tras la aplicación.
  • Efecto antinflamatorio: degrada las sustancias causantes de la inflamación.
  • Efecto de estimulación de la vascularización y regeneración: en tejidos sin vasos o levemente vascularizados con lo que promueve el reclutamiento de células madre y la liberación de factores de crecimiento locales (células y sustancias implicadas en la regeneración del tejido).
  • Efecto de fragmentación y cavitación de las calcificaciones amorfas, produciendo una desorganización y desintegración de los depósitos de calcio y favoreciendo su reabsorción.
Contraindicaciones
  • Tratamientos anticoagulante
  • Prótesis en la zona
  • Infección
  • Embarazo
  • Tumor