¿Qué es el tratamiento Artromot Active-k?

Active-K es una unidad que ofrece una gama exclusiva de terapias de rehabilitación a través de un único dispositivo.

El tratamiento Artromot Active-k en Málaga es una verdadera innovación. Gracias a las ventajas de los movimientos pasivos continuos (CPM), a la terapia de movimientos activos controlados (CAM) y a los protocolos integrados, el paciente puede recuperar la coordinación y reducir el déficit propioceptivo.

Tratamiento Artromot Active-k en Málaga

Mecanismo de acción

Lleva integrada una tecnología sensorial vanguardista para medir la fuerza ejercida por el paciente. Se puede ajustar de forma precisa al paciente siendo totalmente personalizable.

El uso de la unidad Active-K permite a los pacientes recuperar la movilidad de la rodilla y la cadera sin dolor, muy rápidamente tras una intervención quirúrgica y estimula el proceso de curación. Además el componente activo de la unidad está indicado para mejorar rápidamente la propiocepción y la estabilidad funcional (fuerza), y por consiguiente, la coordinación. Con el fin de conseguir estos objetivos se pueden realizar ejercicios terapéuticos de refuerzo mediante contracciones musculares concéntricas, excéntricas, isométricas e isocinéticas.


Indicaciones del Tratamiento Artromot Active-k en Málaga
  • Mejora del metabolismo de las articulaciones
  • Prevención de la rigidez articular
  • Promoción y regeneración del cartílago y ligamentos dañados
  • Hematoma / reabsorción más rápidos
  • Mejora de la circulación sanguínea y linfática
  • Profilaxis de los síndromes de trombos y embolias
  • Cerrando la brecha entre el movimiento pasivo y el entrenamiento activo con terapia resistiva durante la rehabilitación
  • Coordinación de aceleración y percepción sensorial después de la cirugía

Beneficios
  • Mejora del metabolismo articular.
  • Prevención de la rigidez articular.
  • Estimulación y regeneración del cartílago y de los ligamentos dañados.
  • Aceleración en la reabsorción de los hematomas.
  • Mejora la circulación sanguínea y linfática.
  • Profilaxis de trombos y embolias.
  • Transición de los movimientos pasivos al entrenamiento activo mediante ejercicios de resistencia durante la rehabilitación.
  • Acelera la coordinación y la percepción sensorial tras una intervención quirúrgica (propiocepción).
  • El tratamiento con Artromot Active-K es el complemento perfecto para su rehabilitación de rodilla.