Síndrome de Sever

Síndrome de sever

¿Qué es el Síndrome de Sever?

El Síndrome de Sever se manifiesta con un dolor en el talón, que, normalmente, deviene de un crecimiento acelerado. 

Los síntomas suelen ser inflamación y dolor en la zona posterior del talón (apófisis del calcáneo) con dificultades para caminar o realización de  prácticas deportivas.

Suele producirse por microtraumatismos repetidos por tracción del tendón de Aquiles en la placa de crecimiento secundario del calcáneo.

Suele producirse por microtraumatismos repetidos por tracción del tendón de Aquiles en la placa de crecimiento secundario del calcáneo.

¿Cómo se trata esta enfermedad? 

En primer lugar se realiza una valoración global, exhaustiva y completa a nivel del sistema musculoesquelético y nervioso, y en función de los resultados, valoramos qué tipo de tratamiento es el más adecuado para el paciente. De forma transversal, el equipo de readaptación realizará una intervención a través del ejercicio terapéutico. 

El objetivo fundamental es reducir el dolor y retomar la actividad habitual lo antes posible. Puede requerir reposo relativo, junto a un programa de fisioterapia centrado en el estiramiento y fortalecimiento de las descompensaciones musculares. Se estima, que con un buen tratamiento el periodo de recuperación es de entre cuatro y ocho semanas, siendo mucho mayor y limitando la actividad del niño si no se realiza tratamiento.

Dependiendo del grado de lesión, y junto con la aplicación de tecnología como la electrólisis percutánea intratisular ecoguiada (EPI), y Neuromodulación Percutánea Ecoguiada, Ondas de choque, Imoove o Resonancia magnética terapéutica (MBST), trabajaremos con un programa de ejercicios de control, reeducación postural global (RPG) y/o ejercicios de fuerza. 

Mediante osteopatía, especialidad terapéutica manual que trata principalmente patologías osteo-articulares y músculo-esqueléticas. Se hace a través de un abordaje holístico para el tratamiento de  las disfunciones y alteraciones patológicas. 

Tratamiento mediante Redcord, que utiliza la suspensión en el aire de parte o todo el cuerpo mediante cuerdas y poleas especiales consiguiendo activar músculos, facilitando la alineación apropiada del cuerpo y los patrones de movimiento eficientes a través del uso de la suspensión.

La Cámara Hiperbárica puede ser una gran aliada en la recuperación, gracias a la oxigenación que se produce en los tejidos, reduce  los tiempos de recuperación de roturas, heridas, lesiones musculares y fracturas óseas. 

¿Quieres seguir consultando en qué lesiones podemos ayudarte?

Comparte 🫶

Si necesitas un enfoque de tratamiento personalizado para abordar tu lesión, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estamos aquí para ayudarte.