rotura de ligamento cruzado anterior

Rotura de ligamento cruzado anterior

¿Qué es el ligamento cruzado anterior?  

La rotura del ligamento cruzado anterior (LCA) es una lesión que puede tener un impacto significativo en la estabilidad y funcionalidad de la rodilla. Este ligamento es esencial para prevenir el desplazamiento hacia adelante de la tibia con respecto al fémur y, por lo tanto, su rotura puede comprometer la estabilidad de la articulación.

 

 

¿Cómo se trata la rotura del ligamento cruzado anterior?

El tratamiento para la rotura del ligamento cruzado anterior se enfoca en mejorar la fuerza y el control muscular, así como el control nervioso. En Clínica Sohail, llevamos a cabo una evaluación exhaustiva y completa del sistema musculoesquelético y nervioso antes de determinar el tratamiento más adecuado para cada paciente.

El abordaje mediante fisioterapia desempeña un papel crucial en la recuperación de una rotura del LCA. Comprende varias fases diseñadas para mejorar la fuerza, el control muscular y la funcionalidad de la rodilla.

Nuestro equipo de readaptación utiliza una combinación de terapia manual, ejercicios de rehabilitación y tecnología para abordar la lesión de manera integral.

La rehabilitación se centra en fortalecer los músculos circundantes, especialmente los cuádriceps, isquiotibiales y músculos de la pantorrilla. El fortalecimiento contribuye a estabilizar la rodilla y prevenir la recurrencia de lesiones.

Trabajaremos juntos ejercicios de movilización pasiva para mantener y mejorar la amplitud de movimiento de la rodilla sin someter al ligamento a tensiones excesivas.

Incorporaremos ejercicios que mejoran la propiocepción, es decir, la conciencia y el control del cuerpo en el espacio. Esto es esencial para la estabilidad y prevención de futuras lesiones.

La corrección de la postura juega un papel vital en la recuperación. La RPG se utiliza para optimizar la alineación corporal y reducir el estrés en la rodilla.

Dependiendo de la gravedad de la lesión, se pueden aplicar tecnologías que complementan la rehabilitación tradicional y aceleran el proceso de recuperación: como (EPI), Ondas de choque, Imoove o Resonancia magnética terapéutica (MBST)

La oxigenación proporcionada por la Cámara Hiperbárica favorece la recuperación al estimular la cicatrización de tejidos, reducir los tiempos de recuperación y mejorar la salud general de la rodilla.

No hay dos casos iguales, y es crucial considerar factores como la gravedad de la lesión, la condición física general, el estilo de vida y las metas individuales del paciente. La integración de tecnologías avanzadas puede potenciar significativamente el proceso de recuperación.

 

¿Quieres seguir consultando en qué lesiones podemos ayudarte?

Comparte 🫶

Si necesitas un enfoque de tratamiento personalizado para abordar tu lesión, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estamos aquí para ayudarte.