hernia lumbar

Hernia discal

 ¿Qué es una hernia discal ? 

La hernia lumbar es una lesión en la que parte del disco intervertebral se desplaza hacia la raíz nerviosa, la presiona y produce un intenso dolor.

Si el disco se daña (se rompe o se rasga) podría provocar la compresión de los nervios más cercanos, causando, así, dolor, entumecimiento o debilidad, normalmente en un brazo o en una pierna.

¿Cuáles pueden ser las causas?

  • Traumatismos
  • Malas posturas mantenidas
  • Excesiva sobre solicitaciones mecánicas de la zona
  • Debilidad de la musculatura

 

Las hernias son muy comunes en la población.

Existen varios tipos de hernias y cada una de ellas presenta síntomas diferentes. Podemos encontrarnos con hernias asintomáticas (No muestran ningún síntoma de dolor o limitación de movimiento a la persona) o hernias que provocan una incapacidad importante al paciente.

La mayoría de las hernias bien tratadas pueden llegar a no ser operadas.

 

¿Cómo trataremos las hernias de disco? 

En primer lugar se realiza una valoración global, exhaustiva y completa a nivel del sistema musculoesquelético y nervioso, y en función de los resultados, valoramos qué tipo de tratamiento es el más adecuado para el paciente. De forma transversal, el equipo de readaptación realizará una intervención a través del ejercicio terapéutico

Dependiendo del grado de lesión, y junto con la aplicación de tecnología como la electrólisis percutánea intratisular ecoguiada (EPI), y Neuromodulación Percutánea Ecoguiada, Ondas de choque, Imoove o Resonancia magnética terapéutica (MBST), trabajaremos con un programa de ejercicios de control, reeducación postural global (RPG) y/o ejercicios de fuerza. 

Tratamiento mediante Redcord, que utiliza  la suspensión en el aire de parte o todo el cuerpo mediante cuerdas y poleas especiales consiguiendo activar músculos, facilitando la alineación apropiada del cuerpo y los patrones de movimiento eficientes a través del uso de la suspensión. 

La tracción consiste en la separación de las superficies articulares y elongación de las partes blandas, consiguiendo la reducción de la presión en las raíces nerviosas. Logra aliviar el dolor asociado a la disfunción.

La Cámara Hiperbárica puede ser una gran aliada en la recuperación, gracias a la oxigenación que se produce en los tejidos, reduce  los tiempos de recuperación de roturas, heridas, lesiones musculares y fracturas óseas.

¿Quieres seguir consultando en qué lesiones podemos ayudarte?

Comparte 🫶

Si necesitas un enfoque de tratamiento personalizado para abordar tu lesión, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estamos aquí para ayudarte.