La lesión del ligamento cruzado anterior (LCA)

La lesión del ligamento cruzado anterior (LCA) es una de las lesiones deportivas más comunes que puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de los pacientes. Es el ligamento que más frecuentemente se lesiona.

Cualquier cambio brusco en la dirección de la rodilla, al desacelerar, puede provocar una lesión. Es una lesión frecuente en actividades deportivas. De hecho, dos tercios de las lesiones de ligamento cruzado anterior tienen origen deportivo, y la mayor parte de la población afectada es joven. 

Estos se encuentran dentro de la articulación de la rodilla. Se cruzan para formar una «X» con el ligamento cruzado anterior al frente y el ligamento cruzado posterior en la parte posterior. Los ligamentos cruzados controlan el movimiento hacia adelante y hacia atrás de la rodilla. 

¿Cómo se rompe el Ligamento Cruzado Anterior?

El ligamento cruzado anterior puede lesionarse de varias maneras, pero en todas el tobillo queda bloqueado absorbiendo la rodilla la fuerza del peso corporal, produciéndose una rotación interna de la tibia o externa del tronco + una desviación de la rodilla hacia dentro + una traslación de la tibia hacia delante.

El LCA puede lesionarse de varias formas:

  • Cambiando de dirección rápidamente
  • Deteniéndose de repente
  • Disminuir la velocidad mientras corres
  • Aterrizar de un salto incorrectamente
  • Contacto directo o colisión

Tratamiento para la Rotura de Cruzado Anterior

El tratamiento en Clínica Sohail, se basa en la realización de dos tipos de ejercicios para intentar minimizar la pérdida de la función de este ligamento:

1) Fortalecimiento muscular del cuádriceps y los isquiotibiales

2) Entrenar la propiocepción de la rodilla. Es decir, recuperar o mejorar los mecanismos automáticos de respuesta de la rodilla de manera involuntaria. Con los ejercicios de propiocepción mejoramos las señales entre el cerebro y la pierna, para que ante una caída inesperada, o una arrancada la rodilla se coloque en una posición optimizada y no ocurra un fallo de rodilla.

La rehabilitación tiene como objetivo restaurar la fuerza, la estabilidad y la funcionalidad de la rodilla, así como prevenir futuras lesiones. 

 

Las fases típicas de recuperación en una rotura del LCA:

Fase Inicial (Aguda):La primera fase se centra en el control del dolor, la reduccion de la inflamación y la restauración del rango de movimiento. 

  • Control del dolor e inflamación: Inicialmente, nos enfocaremos en reducir el dolor y la inflamación mediante terapias, compresión y elevación.
  • Movilización pasiva: Se realizan ejercicios suaves para mantener la movilidad de la rodilla sin cargar excesivamente el ligamento.

 

 Fase Intermedia (Subaguda):la fase intermedia se enfoca en el fortalecimiento muscular progresivo, especialmente de los músculos que rodean la rodilla. 

  • Restauración de la amplitud de movimiento: Trabajaremos para  aumentar progresivamente la flexión y extensión de la rodilla.
  • Fortalecimiento muscular: Con ejercicios específicos que nos permitan fortalecer los músculos alrededor de la rodilla, incluyendo los cuádriceps, isquiotibiales y músculos de la pantorrilla.
  • Entrenamiento de la marcha: Con ayuda de la cinta de correr, re-aprenderemos a caminar o trotar  para favorecer una distribución de peso equitativa.

 

Fase Avanzada (Funcional): La fase final se dirige a la reintegración funcional, incluyendo ejercicios especificos parea replicar movimientos deportivos y pruebas de carga graduada. 

  • Entrenamiento de la propiocepción: Ejercicios que te ayudarán a mejorar la conciencia y el control del cuerpo, ayudándote a prevenir futuras lesiones y mejorando la estabilidad de la rodilla.
  • Entrenamiento de la fuerza funcional: Ejercicios específicos para simular las demandas funcionales del deporte o actividad que solías practicar.
  • Actividades deportivas específicas: Se introducen gradualmente actividades deportivas específicas para asegurar que la rodilla pueda soportar las demandas del deporte sin riesgo de lesiones recurrentes.

 

Nuestros fisios y equipo de readaptación, trabajarán de manera conjunta y mediante el diseño de un plan personalizado, que nos permita adaptar el programa de rehabilitación a las necesidades individuales del paciente.

Además, brindará educación sobre la prevención de lesiones y técnicas para mantener la salud de la rodilla a largo plazo. 

¡Contacta con nosotros! Te resolveremos todas las dudas. Nuestro equipo te acompañará durante todo el proceso para que puedas recuperarte en el menor tiempo posible. Estamos aquí para cuidarte 🤲🏼❤️ 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Compártenos! 🫶

 

Para obtener un tratamiento personalizado que se adapte a tu lesión, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de atención al paciente

Últimas entradas