Dolor de rodilla según su ubicación

El dolor de rodilla es una dolencia común que puede afectar a personas de todas las edades y estilos de vida. Puede variar según su ubicación, ofreciéndonos información sobre los posibles problemas subyacentes. 

Hemos hecho una breve descripción de los dolores de rodilla más comunes, clasificándolos por su ubicación. Después haremos un breve repaso por las técnicas y tecnologías que usamos en Clínica Sohail para ofrecerte una recuperación completa.

¡Empezamos!

 

  • Si nuestra molestia es el la parte frontal de la rodilla (dolor anterior):

Las posibles causas: síndrome de dolor patelofemoral (SDPF), tendinitis rotuliana, tendinitis del cuádriceps o artritis.

Sus principales características: A menudo asociadas con actividades como correr, saltar o estar sentado durante mucho tiempo.

 

  • Si nuestra molestia es el la parte posterior de la rodilla (dolor posterior):

Las posibles causas: tendinitis de isquiotibiales, quiste de Baker o artritis.

Sus principales características: El dolor puede empeorar con actividades que impliquen doblar la rodilla y podemos encontar hinchazón.

 

  • Si sentimos dolor en un lateral de la rodilla, esto es conocido como dolor medial de rodilla (cara interna):

Las posibles causas: lesión del ligamento colateral medial (LCM), artritis o bursitis anserina. 

Sus principales características: Dolor en la cara interna de la rodilla, especialmente durante las actividades que estresan el ligamento colateral medial.

 

  • Si sentimos dolor en el lateral de rodilla (lado externo):

Las posibles causas: lesión del ligamento colateral lateral (LCL), síndrome de la banda iliotibial (IT) o artritis.

Sus principales características: Dolor en el lado externo, agravado por actividades como correr o caminar cuesta abajo.

 

  • Si sentimos dolor debajo de la rótula (dolor infrarrotuliano):

Las posibles causas: tendinitis rotuliana, problemas de seguimiento rotuliano o enfermedad de Osgood-Schlatter (común en adolescentes).

Sus principales características: Dolor durante actividades que impliquen flexionar la rodilla, como ponerse en cuclillas o subir escaleras.

 

  • Si nuestra molestia es alrededor de la línea articular (dolor periférico):

Las posibles causas: Roturas de menisco, lesiones de ligamentos colaterales o inflamación de las articulaciones.

Sus principales características: Dolor y sensibilidad a lo largo de la línea articular, a menudo exacerbados por movimientos de torsión o pivote.

 

  • Si nuestra molestia implica toda la rodilla (dolor difuso):

Las posibles causas: Artritis reumatoide, osteoartritis o afecciones sistémicas que afectan a la articulación de la rodilla.

Sus principales características: El dolor se extiende por toda la rodilla, posiblemente acompañado de hinchazón y rigidez.

 

El hecho de poder comprender la ubicación específica del dolor o molestia nos ayudará a diagnosticar y desarrollar planes de tratamiento totalmente adaptados a nuestros pacientes. Para que el tratamiento sea  efectivo nuestros fisioterapeutas desempeñan un papel crucial al aliviar el dolor, mejorar la función y acelerar la recuperación.

Dependiendo del caso, usaremos técnicas manuales como terapia manual, movilizaciones articulares o manipulaciones; utilizadas para reducir la tensión muscular, mejorar la circulación y restaurar la movilidad articular. Es interesante usar la estimulación eléctrica neuromuscular o electroterapia de alta frecuencia para reducir el dolor y mejorar la función muscular.

Por su parte la terapia por ultrasonido (ondas de choque,) que es capaz de generar calor profundo en los tejidos, estimulando la curación y reduciendo la inflamación.

El área de readaptación formará parte activa en el tratamiento, puesto que es interesante que podamos fortalecer la rodilla y los músculos circundantes a la misma, mejorar la movilidad y fomentar la estabilidad articular, así garantizaremos una recuperación completa y duradera. Podríamos diseñar programas de realidad virtual, con Dynamics VR, que nos ayude a  mejorar la propriocepción y la coordinación motora, especialmente después de lesiones de ligamentos.

Estamos aquí para cuidarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Compártenos! 🫶

 

Para obtener un tratamiento personalizado que se adapte a tu lesión, no dudes en ponerte en contacto con nuestro equipo de atención al paciente

Últimas entradas